El grupo editorial RBA el más influyente en Redes Sociales

Generalmente el Klout Score, el índice que mide la influencia en una persona o entidad en Redes Sociales, se contabiliza de forma individual por cada cuenta. Ello da una medida del alcance e interacción que tiene con sus seguidores. Sin embargo hay casos en que diversas empresas y personas forman parte de un grupo y entonces la influencia del grupo es la suma de todos sus componentes.

Grupo Editorial RBA

Este es el caso del grupo editorial RBA de Barcelona, presidido por el editor Ricardo Rodrigo, su grupo tiene revistas tan influyentes como Lecturas, National Geographic España, Semana, El Mueble y El Jueves entre otras muchas. El Presidente del Grupo RBA fue elegido Editor del Año 2014 por ARI. Con este premio la Asociación de Revistas Independientes quiso dar su reconocimiento al trabajo de Ricardo Rodrigo al frente del grupo editorial RBA donde lleva de veintidós años y también su larga trayectoria en el mundo de la edición. En la concesión del premio se destacó ‘su conocimiento del mundo de la edición, su imaginación y sentido pionero desarrollado en el ámbito editorial’. La ceremonia de entrega de los premios que tuvo lugar en el Hotel Palace de Madrid.

La consolidación de seguidores de todas las plataformas del grupo RBA le producen una audiencia millonaria en España que rivaliza con los grandes grupos de comunicación audiovisuales y de prensa escrita. Las Redes Sociales es el campo de batalla de la comunicación desde hace ya años y la capacidad de influir que tienen los grupos es enorme.

También es importante destacar como muchas veces una persona en solitario, con una cuenta de Twitter, puede llegara poner en jaque a cualquier organización por importante e influyente que sea. Es un equilibro singular que jamás se ha producido en la historia y que aún nos tiene que dar muchas sorpresas en el futuro.

Historia del Grupo Editorial RBA

La editorial RBA en 2007 se veía inmersa en una vorágine de crecimiento: fusiones, compras y fichajes como el ex diputado y ex consejero de Cultura de la Generalitat Ferran Mascarell para dirigir la división audiovisual; la escritora Esther Tusquets para recuperar a grandes autores. Todo ello bajo la dirección de su presidente Ricardo Rodrigo, un hombre tranquilo, que había llegado hace 35 años como refugiado político de su país natal, Argentina.

Aunque lo definen como un duro negociador, Ricardo Rodrigo nunca pierda la calma y su gran orgullo es que RBA es un grupo familiar de capital 100% catalán.

En el año 2000 él y su entonces socio Jordi Martí compraron la editorial La Magrana, que dobló su catálogo de libros. En 2006, Gredos; en 2004, Molino, que incluía todo el fondo de Agatha Christie, un auténtico tesoro y en 2005, la editorial de literatura infantil y juvenil Serres. También se fichó en aquella época a Esther Tusquets. “Dirigirá un coleccionable de grandes escritoras y recuperará grandes autores.
En 2011 el grupo RBA se instaló en el centro del  distrito tecnológico y de negocio 22@ de Barcelona incorporándose a la asociación de empresas e instituciones 22@network, que cuenta con más de 100 empresas que ocupan a 11.000 profesionales. Estratégicamente situada en la Diagonal, la sede de RBA tiene una superficie construida de 25.000 metros cuadrados de oficinas y cuatro plantas de aparcamiento.

El secreto de la buena marcha de RBA es, según su presidente Ricardo Rodrigo, algo muy sencillo de entender: “Nunca creímos en grandes riesgos ni en endeudamientos. Reinvertimos todos los beneficios que tenemos”.

Originalmente la empresa fue fundada en 1981 por el propio Ricardo Rodrigo, la conocida representante Carmen Balcells y Roberto Altamira (las iniciales de sus apellidos conforman el nombre RBA) como una editorial de servicios -creaba y realizaba para otras editoriales- y desde entonces ha tenido tres vidas.

Ricardo Rodrigo recuerda aquellos inicios con estas frases “Por falta de capital sólo podíamos ofrecer a otros editores ideas y realización. Hacíamos la obra a coste, sólo cobrábamos los derechos de autor. Se notaba en eso la presencia de Carmen. Esto funcionó extraordinariamente bien en el 81 y el 82, los dos primeros años. Entre otras cosas, porque vendíamos los mismos coleccionables a cuatro editores, de España, México, el Pacto Andino y Argentina. Ellos sólo pagaban la cuarta parte y a nosotros nos salía un beneficio grande“.

Sin embargo en 1983 llegó la crisis económica de México y eso casi acaba con el proyecto empresarial. Pero entonces empezó la Editorial Planeta a contratarles trabajos. Esta “salvación” también trajo una crisis entre los socios y Carmen Balcells se fue y cedió sus acciones a José Manuel Lara. Un año después se creó la editorial Planeta DeAgostini y Ricardo Rodrigo fue su primer consejero delegado. “Teóricamente, tenía que estar un año, pero estuve seis”.

En 1998, RBA le compra las acciones las acciones a Editorial Planeta y las estuvo pagando durante tres años con los beneficios de RBA hasta llegar al año 2000 en empezó el verdadero crecimiento.

En diciembre de 2006 RBA se fusiona con Edipresse, el 50% de la facturación de RBA venía de los coleccionables pero después de la fusión el 50% procede de las revistas, un total de 54 cabeceras, entre ellas, Lecturas, Clara, Labores del Hogar y el 50% de Semana que convirtieron a RBA en uno de los principales grupos de comunicación españoles. RBA ya tenía National Geographic o El mueble. Todo eso permitió una llevar a cabo una planificación económico-financiera a medio-largo plazo, el sector coleccionable es mucho más aleatorio.

En esa época RBA se plantea la entrada en el mundo audiovisual y por ello adquirió el 80% de la productora Orbita Max y creó, con Claudio Biern, de BRB, la productora de dibujos animados Estudio Siglo Actual. Ya en aquel momento Ricardo Rodrigo hablaba de llevar sus proyectos a las cuatro pantallas: televisión, Internet, telefonía y cine. Uno de sus proyecto es el sector de la salud donde son líderes indiscutidos con Saber Vivir.

Otro de los proyectos que había era realizar con Manuel Campo Vidal hacer una especie de historia sentimental de España. Desde los años cincuenta a los ochenta que se realizaría a partir del archivo de Lecturas. En esos años “era la única revista del corazón que estaba centrada en la actualidad nacional.

El edificio RBA en Barcelona

La nueva sede del edificio corporativo del grupo editorial RBA de la ciudad de Barcelona ha sido diseñado por los arquitectos Oriol Bohigas, Oriol Capdevila, Francesc Gual, David Mackay y Josep Martorell pertenecientes a la firma MBM Arquitectes.

Es un edificio singular que se desarrolla en dos cuerpos superpuestos claramente diferenciados y unidos por una gran terraza ajardinada. Uno de sus puntos destacados es el gran auditorio de 2.000 m2 donde se celebran los actos de la Fundación RBA presididos por Ricardo Rodrigo. En total, sus 19.000 m2 se distribuyen en 17 plantas y 4 plantas de sótano y parking.

En la parte inferior destaca la entrada a doble altura de la planta baja, que es como una calle interior que comunica la avenida Diagonal con la calle Roc Boronat, y da así una continuidad al vecino edificio de la empresa de comunicación MEDIAPRO. Sus fachadas de paneles de cerámica vidriada y perfiles estructurales blancos de aluminio son un recordatorio del pasado industrial del barrio y de sus fábricas de ladrillo.

El proyecto se acabó en 2011 por MBM Arquitectes, es un edificio sostenible y en su construcción se han utilizado materiales  que reducen la generación de residuos durante la obra. Incorporar medidas de ahorro energético: fachadas ventiladas y con diferente tratamiento según su orientación, aprovechamiento de la luz natural, protección solar a base de brise-soleil, control y regulación de la iluminación interior en función del nivel de luz solar detectado por sensores lumínicos de interior y exterior situados en varias zonas del edificio, paneles fotovoltaicos para producción de electricidad, etc.

Dispone de un comedor para los trabajadores y un servicio de guardería gratis para lo empleados, La construcción busca crear un ambiente armónico y confortable para empleados y visitantes. A la gran cantidad de luz que baña sus diáfanas oficinas, se añade la serenidad que aporta el color blanco dominante en el mobiliario.

En toda esta disposición está la mano de Ricardo Rodrigo, un empresario que sus mismos empleados alaban en cuanto al trato que recibe la comunidad que forma el grupo Editorial RBA.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.