Divorcio postvacacional

Divorcio postvacacional

Papeles de divorcio postvacacional

Muchas parejas tienen problemas en su matrimonio pero toman la decisión de preparar los papeles de divorcio justo después del verano. Es lo que se denomina divorcio postvacacional.

Estadísticamente en España, el ratio de edad más frecuente es el de separarse a los 40, después de haber pasado juntos 10 años o más. A pesar de ello existe una tendencia de divorcios cada vez más fugaces y de relaciones cada vez más jóvenes, pero también se generaliza el divorcio  postvacacional de personas mayores que antes muy pocos se separaban.

Una pregunta que surge muy a menudo en la sociedad es ¿Cómo es separarse a los 40 años? Es diferente en función de las circunstancias y personalidad concreta de cada persona, pero existe una serie de factores relevantes a tener en cuenta.

Separarse a los 40

En estos momento separarse a los 40 años suele suponer un gran reto en el plano económico, pues debido a la precariedad de los ingresos de muchas familias y el elevado coste de vida, principalmente la vivienda, muchas familias que se separan a los 40 tienen grandes dificultades para poder cubrir sus necesidades familiares y personales por separado.

Es sencillo de explicar y entender. Si con suerte los dos cónyuges trabajan con sueldos de 1.200 euros, juntos podrían hacer frente al pago de la vivienda, de media unos 600 euros, y contar con una buena estabilidad económica que se traduce en buena calidad de vida familiar.

Si una familia se separa en la actualidad, por el mero hecho de tener que abonar dos viviendas, la capacidad económica se reduce al multiplicar los gastos. Si cada uno de los esposos tiene que hacer frente a una vivienda por importe de 600 euros, a cada uno de ellos le restará sólo 600 euros para pagar los restantes gastos, sumado a ellos si tienen hijos, como así también sumar las necesidades propias, alimentación, transporte y desplazamiento, gastos de suministro, teléfono, préstamos personales, imprevistos, etc.

Si me separo no sé dónde ir

Asimismo, otro interrogante y problema que surge en esos tiempos de divorcio postvacacional, en la mayoría de las personas es: Si me separo no sé a dónde ir. Es una frase muy dura pues, por un lado muestra un deseo de separarse pero con la limitación de sentir que no es viable por no tener donde ir o también, muchas veces paraliza el miedo al futuro en soledad, por lo que muchos matrimonios no ven viable el divorcio.

Es por ello que el problema no es el precio del proceso de divorcio, pues incluso existe la posibilidad de pedir abogado de oficio si cumple los requisitos establecidos al efecto y de esa manera el divorcio será gratuito en sus costes de abogado y procurador. El gran problema es cómo desarrollar los proyectos de vida independiente después de la separación.

Sin embargo, lo mejor cuando lo necesites, es acudir a abogados de separación para resolver dudas y tomar buenas decisiones. Teniendo presente que, no hay decisiones buenas o malas ni familias mejores o peores. Cada relación familiar es única y cuenta con un valor incalculable, sin perjuicio de su evolución. Por ello hay que intentar potenciar nuestra capacidad de entendimiento familiar para que todos los miembros de la familia puedan tomar las decisiones que consideren oportunas que permitan el saludable desarrollo de la familia de la manera más constructiva para todos.

Sabiendo además que, el acceso a los papeles de divorcio listos para imprimir están al alcance de cualquiera, pero lo importante no es conseguir los papeles sino que el proceso cumpla con las garantías necesarias para que usted y su familia puedan gestionar un divorcio sano y que no deje atrás a ninguno de sus miembros.

Tanto los certificados de matrimonio como nacimiento de los hijos se pueden conseguir en el Registro Civil, con petición por internet o telemática con certificado digital obtenida en el acto en formato pdf. lista para imprimir.

Lo mismo ocurre con el certificado de empadronamiento a obtener en el Ayuntamiento con posibilidad de petición telemática con descarga de documento en pdf listo para imprimir en aquellos municipios en los que esté habilitada dicha vía.

El convenio regulador es fruto de la realización de los borradores previos que sean necesarios hasta obtener el convenio final, pudiendo confeccionarlo con abogados presenciales o si lo prefiere online por internet con o sin formulario de petición para rellenar los datos. Siempre será necesario confirmar con el abogado que se entiende aquello que se incluye en el convenio regulador y ampara correctamente los intereses, derechos y obligaciones familiares.

Los papeles necesarios para el divorcio públicos en el sentido de que son expedidos por las Administraciones (certificado de matrimonio, nacimiento de los hijos y empadronamiento) deben de estar actualizados y no suponen complejidad alguna más allá de su obtención por vía tradicional o telemática en formato pdf listo para imprimir.

Dejando en claro que, el documento y papel más importante de un divorcio es el convenio regulador que debe de ser el resultado del estudio pormenorizado de la realidad familiar para que cada uno de sus puntos sean reflejo de los derechos y obligaciones de las partes y amparen debidamente a cada uno de sus miembros, especialmente los niños que en derecho matrimonial son los más vulnerables.

(¡Haz el primer voto!)
Cargando...

Autor: Josep Mª Reichardt | Artículos - Linkedin de Josep Mª Reichardt
Josep Mª Reichardt es economista y MBA por E.S.A.D.E., asesor financiero y consultor del sector turístico. Ha sido Director Financiero en GrupCaixa, gestionando de carteras de seis Fondos de Inversión.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Salir de la versión móvil