Usuario

David Fernàndez ? #frenarlacorba

Un entre tants. En les meves contradiccions, les meues esperances. Periodista de base @La_Directa. Coop57. Per no deixar-les a la intempèrie albergo esperances.

Datos de Twitter

TopRank360

  71

Seguidores

382,1K

Incluido en listas

2,0K

Calculado el 2020-05-27
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (52 votos, promedio: 4,37 out of 5)
Cargando…

8 thoughts on “Usuario

  1. TODAS LAS NOCHES
    O Las Noches del Atascado
    De Luis A. Chávez

    A cada quien su estilo. Alfredo era de esos, como compungidos ante el café con los cuates que, de noche, se reunían bajo inclementes 5 sobre cero a decir sus como poemas en irrespetuosa distancia de Boccaccio y el Decamerón o el Arcipreste de Hita, por decir sólo dos porque el Ananga Ranga o Kamasutra no les interesaron jamás y todo era al vuelo, esa hilada imaginaria del tal vez, a lo mejor es así y experimento y error cuando, a trompadas, da machincuepas la vida y pierden, siempre, los que saben menos y está bueno que les pase –dijo una señora, como de cuarenta y tantos- para que aprendan. Pero cuando aprenden ya están viejos y los volantines de la carne, créanlo, requieren de energía, algo que puede atestiguar un sacerdote o, más creíble, el Papa.
    El caso es que de esas noches de café y guitarras (ninguno iba para Manitas de Plata ni mucho menos Paco de Lucía) se retiraba ya de madrugada Alfredo, estudiante de provincia que, en Xalapa, por tantito su perfil griego y su melena raída como sus pantalones de mezclilla, le habían dado ya una medalla de plata debido a tantas estudiantes compañeras que, gracias a los condones Similares, y un poquito de conciencia para no arruinar sus vidas, le saturaban la agenda.
    El digamos estilo de Alfredo era intuitivo, en apariencia simple: paciencia, sin dejar de lamer lo que se dice un gramo de epidermis por ¡oh Dios! aquella trémula tendida que, deshojada lentamente, entornaba ojos y decía incoherencias porque, también, hay cada ejemplar cuyas respuestas al hecho, son de asombro. Lo que se dice un pillo, pues, el tal Alfredo.
    Y llegó a su cuarto estudiantil, como a las tres am, encendió y, rápidamente, apagó la luz porque allí en la cama estaba tapado un curvilíneo cuerpo.
    Obra y acción que, en sus tres semestres de estudios, le habían dado la experiencia en estos casos urgentes.
    Se desvistió en penumbras (como gato) comenzó por destapar los pies aquellos para entretenerse ahí un buen momento; los cinco sentidos bien puestos en donde Gusto y Olfato llevaban a sus papilas gustativas todo lo bueno del mundo.
    Y besó, besó, y comenzó a subir, a subir porque tenía que hacerlo y eso lo saben hasta los idiotas, cuando, de pronto, la lamparita del buró a un lado de la cama, se encendió.
    – Alfredo, qué haces- dijo su mamá, que había llegado pocas horas antes.

  2. Hola Mario Alonso me encanta como pudes ayudar a transformar vidas de personas que tuvieron no esperanza, testigo las conferencias que inpartes gracias quisiera comunicarme contigo

  3. Hola Josep,
    soy la KAM de una agencia consultora en trade marketing para varias Bodegas Españolas y Francesas. Estamos diseñando varios planes para este año y me gustaría saber las opciones de colaboración contigo.
    Te dejo mis datos de contacto!

    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.