Dexeus, una historia de Barcelona

No todas las historias tienen un final feliz. Después de un largo conflicto con los socios, el Doctor Santiago Dexeus se ve obligado a abandonar la clínica que lleva su nombre.

El ginecólogo se va a la clínica Tres Torres para seguir ejerciendo su profesión. Los socios se acogen a una cláusula de jubilación forzosa que recogen los estatutos al cumplir los 65 años

 

El Dr. Dexeus fundador del Instituto Dexeus de Barcelona

Largo y traumático conflicto

Santiago Dexeus i Trias de Bes se encontró en la desagradable situación de que el pase para acceder con su coche al hospital había sido anulado. Tampoco pudo acceder a su despacho. Las pacientes que pedían concertar visita con el Dr. Dexeus, simplemente eran informadas con un escueto mensaje de que su ginecólogo había cesado toda práctica asistencial.

Después de más de un año de duras tensiones entre Santiago y varios de los socios, la separación se confirma. Uno de los socios, Pere Nolasc barri, responsable de la reproducción asistida, abandera todas las diferencias que surgen entre ambas partes. Las diferencias coinciden con el traslado de la clínica al Paseo Carlos III, abandonando la histórica clínica del Paseo de la Bonanova.

USP-Institut Universitari Dexeus, no sólo ha sido ajena. Además su presidente Gabriel Masfurrol, ha intentado sin éxito mediar entre ambas partes. Aunque USP es propietaria del hospital, la asistencia la prestan diferentes sociedades que tienen con el centro un contrato de exclusividad. El conflicto se extiende a casi 300 trabajadores que son los que forman el equipo de ginecología, obstetricia y reproducción asistida.

USP sigue estando regida por los estatutos creados por su fundador, Santiado Dexeus i Font y que además de regular el acceso y repartirse la propiedad, determinan la jubilación forzosa a los 65 años. Algo que hoy en día está totalmente obsoleto, ya que a esa edad un médico puede estar en perfectas condiciones de ejercer su profesión.

Al cumplir 65 años Santiago Dexeus en el año 2000, los propios socios acordaron pasar por alto la cláusula de jubilación, permitiendo la continuidad del ginecólogo en la clínica. Lo hicieron tanto por reconocer que era un pilar básico en el desarrollo de la clínica fundada por su padre, como por “su actividad asistencial, su producción científica y su representación social”, según aparece en un contrato que se ha ido renovando en períodos de dos años.

Los problemas empiezan a surgir (según la versión de Santiago Dexeus) cuando tanto Barri, como él mismo se dan cuenta de que la clínica ha crecido tanto que necesita un nuevo planteamiento profesional y gerencial. El traslado a un nuevo hospital era la oportunidad perfecta de un impulso nuevo y la incorporación de un nuevo socio capitalista. La tasación de la empresa pedida por los socios resulta desmedida (15 millones de euros) para alguna fuentes y abre la posibilidad de beneficios en caso de una posible venta. Santiago Dexeus tiene el 23%. Si se jubila un socio, el resto aumenta su participación.

Santiago no tenía ninguna intención de jubilarse, a pesar de que él mismo se apartó de las tareas de gestión e incluso renunció a la dirección del centro en favor de Barri. Al trasladarse la clínica, varios socios expresaron su decidida intención de vender su parte un nuevo socio con capital, siempre que se les pagará según la tasación realizada. Es ese el momento justo que comienza el conflicto. No se podía precisar quién se quedaría en la clínica y con qué participación. Sin posibilidad de acuerdo entre ambas partes, Dexeus planteó una separación entre la ginecología y la reproducción asistida. Sin embargo Barri lo rechazó y los socios decidieron hacer valer la ya reseñada cláusula de jubilación forzosa.

Desde el 2006, Dexeus confiesa haber vivido “dos años y medio espantosos, con cartas ofensivas y humillaciones intolerables”. La cláusula de jubilación obligatoria va en su contra, aunque él ha decidido recurrir a los tribunales.  Mientras tanto Barri, procura evitar el enfrentamiento público. Aunque desde varias fuentes se le ha pedido que diga su versión, se ha limitado a comentar que “Considero que la situación es muy lamentable. Por respeto a la figura de Santiago Dexeus, no quiero hacer ningún comentario”.

Finalmente reseñar que el Dr. Santiago Dexeus fundó en el año 2016 la clínica ginecólogica Women’s

Dicho Doctor Santiago Dexeus y Trias de Bes,  hijo del también ginecólogo Santiago Dexeus y Font, quien inició el camino de lo que es hoy esta familia de médicos; hermano del doctor Josep Maria Dexeus, con quien fundó el Instituto Universitario Dexeus; actualmente director científico del Women’s Health Institut, centro que está vinculado a la clínica Mi Tres Torres de Barcelona; y padre de Damián Dexeus también ginecólogo, que voluntariamente abandona el Instituto Dexeus para trabajar junto a su padre, formando así una empresa familiar en España, que están haciendo historia en lo que a la salud de la mujer se refiere.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 out of 5)
Cargando...

One thought on “Dexeus, una historia de Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.