Depilación eléctrica facial y depilación con cera. ¿cuáles son sus diferencias?

Los cánones de belleza van cambiando a lo largo de la historia. Esto es algo que condiciona la vida de todos los seres humanos, especialmente la de las mujeres, que son quienes más se sienten juzgadas por su aspecto físico. 

Sin embargo, uno de esos cánones que se mantienen inamovibles es la ausencia de vello corporal, especialmente el vello facial. Es cierto que en los últimos años cada vez se ha extendido más la idea de que cada persona puede lucir el vello corporal que desee, pero al tiempo que se ha flexibilizado ese canon de belleza en las mujeres, también se ha profundizado en la idea de la depilación masculina. 

Sea como fuere, si algo es indudable es que la ausencia de vello, ayuda a exfoliar la piel, ofrecer un tacto más suave, ofrecer una apariencia más limpia y un aspecto más estético y es también ideal para los deportistas, para ganar en aerodinámica. 

Depilación eléctrica facial 

La depilación eléctrica o electrodepilación es un tratamiento eficaz y definitivo para eliminar el vello. En Centro Estético Nuria González en Valladolid ofrecen una técnica que hace uso de un filamento que se introduce a lo largo del folículo y aplica una corriente eléctrica con intensidad suficiente para el tipo de vello y el área tratada. 

Los equipos utilizados en este centro cuentan con varias modalidades de corriente que se adaptan a cada tipo de pelo: fino, superficial, profundo y grueso para ganar en efectividad. Las corrientes se aplican por efecto térmico (termólisis), efecto electrolítico (electrólisis) o una mezcla de ambas, denominadas estas Blend. Todas ellas son de carácter inocuo para la piel, de modo que son eficaces para eliminar el vello pero lo suficientemente moderadas como para no provocar daños. 

Diferencias entre Depilación Eléctrica o a la cera

¿Cómo funciona la electrodepilación? 

La técnica de electrodepilación actúa sobre la papila dérmica de forma directa. En esta zona es donde nace el vello y hay que aplicar la técnica pelo a pelo, retirándolos después con una pinza. Este método resulta eficaz para cualquier todos los tipos de pelo: rizado, liso, grueso, y de cualquier color, independientemente de la tonalidad de la piel. Además es uno de los pocos métodos válidos y permanentes para retirar el pelo cano. 

La electrodepilación es la opción escogida por muchas usuarias y usuarios como complemento a los tratamientos con fotodepilación. Estos últimos pasan por ser muy eficaces, pero siempre suelen quedar algunos pelos residuales. Esta técnica resulta más provechosa que el láser en áreas corporales donde crece vello de manera natural por motivos orgánicos como la secreción de hormonas. De este modo, la depilación eléctrica es más eficaz que las técnicas de fotodepilación en zonas como la barbilla, los perfiles de la cara, el escote, el labio superior y la línea alba. 

Este método de depilación gana cada vez más adeptos por su eficacia y permanencia. Un apunte importante es que el tratamiento puede tener una duración que oscila entre el año y año y medio dependiendo de la zona a retirar el vello. El número de sesiones también depende de la cantidad de vello. 

El proceso de electrodepilación implica no utilizar otras técnicas durante el tiempo de tratamiento, como pinza o cera, pues esto se asocia a un crecimiento más acelerado. La depilación eléctrica se puede aplicar en todo el cuerpo pero es especialmente aconsejable en el área facial, por su carácter indoloro. La mayoría de personas la resisten con facilidad. Para las zonas más delicadas, como el labio superior, se suelen utilizar cremas anestésticas. 

Por qué usar la depilación con cera 

La electrodepilación es una técnica más que se suma a otras como la depilación por láser para alcanzar el objetivo de retirar de manera definitiva el vello corporal. Sin embargo, muchas personas siguen confiando en la una más tradicional, la cera. 

La depilación con cera sigue siendo una muy buena opción para eliminar el vello de cualquier parte del cuerpo, ya sea facial o corporal. Resulta especialmente recomendable en mujeres que tengan poco pelo, de consistencia fina y de color claro. En esos casos resulta incluso más efectivo que el láser. 

Para iniciar un tratamiento con cera es importante conocer previamente el estado de la piel y los posibles problemas circulatorios, pues no es lo mismo la cera tibia que la caliente. La caliente es la más utilizada en los centros de estética por su alta eficacia. El pelo se arranca mejor y de raíz, pero no resulta aconsejable en zonas sensibles. Así, en áreas con problemas circulatorios o en la piel es más apropiado hacer uso de la cera tibia. 

Esta es una versión intermedia entre la fría y la caliente que consiste en calentar a altas temperaturas la cera pero aplicar sobre el cuerpo una capa delgada que se enfría en pocos segundos. Por lo general se utiliza con dispositivos Roll-On. 

La cera no es un método permanente, pero sí es más económico y ofrece liberación total del vello corporal y facial durante unas semanas. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 1,00 out of 5)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.